5 consejos para mantener tu piel saludable y radiante durante el verano

Durante los meses de verano tu piel necesita cuidados especiales. Al tiempo que mercurio se eleva, el calor junto con la contaminación tiene un impacto negativo en tu piel.

No solo la piel se vuelve propensa a oscurecerse y descarapelarse, sino que también los rayos del sol pueden causar el envejecimiento prematuro de la misma.

Sin embargo, hay algunas cosas sencillas que puedes hacer para asegurar que tu piel permanezca saludable durante esta estación caliente, seca y polvosa. Por eso quisimos compartir estos consejos de las Crónicas del Decán:

El agua es tu mejor amiga: El agua ayuda a mantener la humedad de tu cuerpo y piel en equilibrio y ayuda a la desintoxicación. Asegúrate de beber de 8 a 10 vasos de agua diariamente. Esto no solo mantendrá la humedad, sino que también evitará la deshidratación.

La exfoliación te da una piel más suave: El calor y el polvo hacen de las espinillas un problema común durante el verano y mucha gente resulta con brotes. La exfoliación elimina la piel vieja y opaca. Realiza una rutina de limpieza y exfoliación de forma regular. Limpia tu cara con agua diariamente y utiliza un exfoliante una o dos veces por semana. Puedes hacer esto en casa o visitar tu instituto de belleza regularmente.

Los humectantes alegran la piel: Cuando el invierno se va, la mayoría de la gente piensa que ya no hay necesidad de usar humectantes y lociones. La realidad es que el calor extremo del verano reseca la piel y la predispone al daño, y necesitas reponer la pérdida de humedad. Pero tus lociones con aceites para el invierno no ayudarán. Guárdalas y opta por un humectante no graso para mantener tu piel humectada y flexible sin que luzca grasosa.

El protector solar mantiene alejado al sol: Caminar bajo el sol sin protector solar es una invitación abierta al sol para invadir tu piel desprotegida. Los rayos UV pueden ser bastante dañinos, especialmente en el varano mientras que salimos a trabajar o vacacionando en la montaña o en la playa. Mantén tu piel protegida con protector solar y aplícalo generosamente cada dos horas. Si vas a nadar, entonces necesitarás aplicarlo una y otra vez conforme se elimine con el agua.

Los bálsamos labiales le darán un toque juvenil a tus labios: Un indeseable regalo del verano son los labios resecos y partidos, que incluso pueden llegar a sangrar. Como la piel de los labios es más delgada que la del resto de tu cuerpo, necesitan un cuidado especial durante el verano. Mantén tus labios humectados y protegidos, y dales un look vivaz con un bálsamo labial que contenga FPS.

A veces son las cosas más simples las que nos hacen lucir tan radiantes como el sol. Así que, aplica los consejos anteriores para proteger tu piel y lucir tu yo más deslumbrante.

Fuente: Crónicas del Decán

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *